Miguel Quintana / El Progreso (Lugo)

Con una marca de 2.29.19 horas y el puesto número 26 en el maratón femenino, Alessandra Aguilar vio cumplido su sueño de vivir por segunda vez unos Juegos Olímpicos. También se muestra satisfecha por haber dado carpetazo definitivo a unos meses marcados por una sanción y la incertidumbre de no saber si años de trabajo se irían al garete.

DIEZ DÍAS después, la fondista lucense Alessandra Aguilar, ya de regreso a Madrid, donde reside, recuerda ''con orgullo'' su participación en el maratón de los Juegos de Londres 2012, los segundos para ella tras los de Pekín 2008. La atleta destaca ''la dificultad'' del circuito,
mayor si cabe en una jornada fría y lluviosa como la que le tocó, aunque normal en el verano londinense.

¿Cómo valora su participación en el maratón de Londres 2012?

Estoy contenta con el resultado porque el nivel fue muy alto y el circuito era muy duro. Hacer 2.29 horas es una marca que vale mucho y al final puede decirse que peleé por lo que pude.

Durante los diez primeros kilómetros se la vio muy activa y en cabeza, ¿cómo planteó la prueba?

El día era desagradable. Vi que podía manejar el ritmo de carrera en el inicio, aunque sabía que las africanas impondrían tarde o temprano su ley, pero si quieres acabar entre las quince primeras hay que salir arriba. Si sales atrás, luego no hay manera de remontar. Al final, los giros y el miedo a resbalar pasaron factura.

Consiga AQUÍ la información completa

Tuesday the 17th. Alessandra Aguilar.