Por Fran Aguilera Moreno / Fotos de Ángel Yuste y Miguélez

 

Llevas relativamente poco tiempo corriendo maratones, pero ya has disputado ocho. ¿Qué o quién te alentó a dar un paso tan atrevido y, a veces, arriesgado?

El que me alentó a dar el paso fue mi anterior entrenador, Fernando Lozano. Era año olímpico y lo veíamos como la prueba en la que iba a tener más oportunidades para ir a los Juegos. Era algo que tenía en la cabeza y sabía que tarde o temprano lo iba a hacer.

De esos ocho maratones, cuatro corresponden a pruebas de las denominadas comerciales (2 veces Rotterdam, 1 en Hamburgo y 1 en Nueva York) y otros cuatro a los más grandes campeonatos a que puedes optar en la prueba, 1 Campeonato de Europa (Barcelona 2010), 2 Campeonatos del Mundo (Berlín 2009 y Daegu 2011) y 1 en Juegos Olímpicos (Pekín 2008). ¿Son sustanciales las diferencias entre cómo se corre en los maratones comerciales y en los de campeonatos oficiales?

 Sí que son diferentes. En las maratones comerciales sales a correr pensando sólo en la marca. Un buen puesto es algo más secundario. Son pruebas en las que sólo me preocupo de escuchar a mi cuerpo y seguir a la liebre, buscamos el mejor registro. Una prueba de campeonato es totalmente diferente, en ella lo importante es conseguir un buen puesto. Es cierto que un buen puesto, muchas veces, viene acompañado de una buena marca, pero lo que buscas es el mejor puesto posible. Son carreras en las que corres sola y en la que tienes que estar pendiente, no sólo de tus sensaciones, sino también del ritmo de carrera y de los movimientos de tus rivales. Son muchas más cosas a controlar.

A la hora de prepararlos, supongo que en los primeros buscas más la marca y en los segundos el puesto. ¿Se preparan de forma diferente?

Se preparan de la misma manera porque lo que buscas es llegar en la mejor forma posible para conseguir el mejor resultado posible.

De todos ellos, dejando de lado el de Daegu, en el que abandonaste poco después de la mitad de la prueba, ¿cuáles te han resultado más duros, más complicado acabar?

El de los JJ. OO. de Pekín ha sido con diferencia el maratón en el que peor lo pasé. Me encontré fatal desde el inicio de la prueba y cada vez me dolía más todo el cuerpo y las sensaciones eran peores. Era mi segunda maratón y no tenía ni idea de si iba a poder llegar y lo único que quería era poder terminar. Fue una mezcla de sentimientos cruzados, ¡estaba corriendo una maratón olímpica! Y eso es una pasada, pero cada kilómetro quepasaba me dolía más todo y sufría porque pensaba que no iba a poder terminarla. Cuando vi el estadio me emocioné toda porque sabía que llegaba, que iba poder terminarla.

Durante el pasado verano estuviste preparando a conciencia el maratón del mundial (Daegu), que se preveía duro, con difíciles condiciones meteorológicas, ¿lo preparaste de alguna forma especial para simular condiciones similares al de la prueba coreana?

Lo preparé igual que las demás maratones. En Madrid hace mucho calor, es cierto que es un calor seco, pero se hace duro el verano entrenando maratón en la capital. Te cuidabas más la hidratación. Sopesamos irla a preparar a un lugar con humedad pero mi entrenador (Antonio Serrano) y yo creímos que el irme durante un período largo de mi entorno natural de entrenamiento era peor.

¿Qué te obligó a abandonar?

Problemas estomacales, que comenzaron tras el primer avituallamiento, en el kilómetro 5. Pensaba que se me podrían pasar, pero fue a peor. Creía que iba a poder llegar, pero en el km. 20 me di cuenta de que era imposible terminarla, cada vez me encontraba más débil y en el 24 me paré. Menos mal, porque me puse tan mal que no podía ni andar. Una muy mala experiencia.

Cuando en una prueba tan dura se comienza a tener los primeros síntomas de fatiga o de cualquier otro problema, ¿qué pensamientos rondan por tu cabeza?

Intentas sobrellevarlo y pensar siempre en positivo. Al final, los largos entrenamientos de la maratón te acaban curtiendo para estos casos. Sabes que vas a tener baches y que se terminan pasando. En el caso de nos ser así, tienes tus truquillos para ir sobrellevando los kilómetros. En el caso de otro problema, intentas ver si hay algún modo para poder solucionarlo.

¿Te dejó algún sabor amargo tener que decir adiós a la disputa de la prueba?

Sí, no me gustó nada tener que abandonar. Soy muy peleona y por muy mal que vaya, no me gusta retirarme. En este caso, me paré porque mi cuerpo me dijo hasta aquí, no podía continuar. Al pararme lloraba de rabia y frustración. Estaba muy bien, me encontraba muy bien, había hecho todo como siempre, pero algo que no podía controlar me hizo abandonar.

Dicho abandono posibilitó, sin embargo, que no estuvieras tan castigada y pudieras optar por correr un maratón otoñal. Te decantaste por Nueva York. Sé de tu predilección por la ciudad de los rascacielos (creo que has estado en 3 ocasiones en 2011), pero ¿por qué elegiste esa prueba cuando no es, a priori, el mejor lugar para conseguir una buena marca?

Sí, con la maratón fue la 3ª vez que iba a Nueva York en 6 meses. ¡Es una ciudad increíble! Cuando se me presentó la opción no lo dudé. Es el maratón por excelencia y creo que las oportunidades hay que aprovecharlas cuando aparecen. Teníamos claro que la marca iba a ser complicada, pero estaba bien y nunca se sabe. Además, también lo vimos como una oportunidad más para coger experiencia de cara a los campeonatos, ya que en Nueva York las chicas corremos solas.

¿Impresiona tanto como dicen correr el maratón más popular del mundo?

Es una auténtica pasada y una experiencia que recomiendo a todo el mundo. Es un circuito durísimo, pero el ambiente es tan impresionante que hace que los kilómetros se te pasen volando. Es increíble ver cómo una ciudad como Nueva York se vuelca con la maratón.

¿Cómo trata una organización como la de Nueva York a los atletas de élite como tú?

Nos tratan genial. Están pendientes de todo y de que no nos falte de nada. Durante esos días somos como una pequeña familia.

¿Se respira ambiente de maratón en los días previos por las calles neoyorquinas?

Se respira un ambiente sensacional. La ciudad vive por y para la maratón. Son todo vallas publicitarias, banderolas, gente corriendo y miles y miles de atletas inundan las calles de la ciudad. Es algo digno de ver y que recomiendo vivir. Es otro mundo. Durante esa semana se respira la maratón en el ambiente.

Cuando estás en plena disputa de la prueba, ¿se siente cómo el público te anima, cómo las bandas amenizan el galopar de los corredores con su música?

Es magnífico. La música, la gente, las bandas, etc. Escuchas tu nombre, ves las banderas. Te tienes que controlar porque es tal el ambiente que te llevan en volandas. Las cuestas se hacen menos duras y los kilómetros se pasan más rápidos. El ambiente de Rotterdam y Hamburgo siempre me había parecido increíble, pero el de Nueva York lo supera todo.

Una vez recuperada del maratón y de toda la temporada, ahora nos hallamos en época de crosses, una superficie que también te ha dado mucho y donde has brillado durante muchos años en la élite nacional e internacional. ¿Tienes alguna prueba anotada en rojo en tu calendario?

El 4 de marzo de 2012: CAMPEONATO DE ESPAÑA DE CROSS.

¿Influye el hecho de que este año no haya mundial de cross (ha pasado a ser bianual) a la hora de planificar la temporada?

La verdad es que no ha influido mucho, al no haber mundial, hemos planificado correr el Campeonato de España de 10.000 o una media maratón en su lugar.

Tú tienes la mínima exigida en maratón gracias a tu marca de Rotterdam (2h27´00), ratificada con las 2h33´08´´ de Nueva York. Vanessa Veiga acaba de aterrizar en el maratón con un muy buen registro en el pasado Campeonato de España, donde resultó vencedora. A priori, sólo queda una plaza vacante para el maratón de Londres 2012, ¿a qué atleta ves con más opciones de completar la terna para los Juegos Olímpicos?

Me imagino que la tercera plaza estará entre Beatriz Ros (que ya tiene la mínima), Elena Espeso o Estela Navascues.

La próxima temporada estival va a ser, al igual que la invernal, un tanto extraña, diferente, al celebrarse, por primera vez, Campeonatos de Europa al Aire Libre (Helsinki) y Juegos Olímpicos (Londres). Si vas a Londres en maratón, ¿tratarás de hacer algo para el europeo o preferirás centrarte en preparar a conciencia tu prueba?

Si todo va bien, nos gustaría poder correr el Europeo de Helsinki en la prueba de 10.000, pero dependerá de cómo vayan las cosas. El objetivo principal van a ser los JJ. OO. y, si va todo por el buen camino, sin ningún problema, me gustaría estar en Helsinki.

A la hora de preparar un maratón, ¿qué aspectos te resultan más duros, kilometraje, intensidad, alimentación, mentalización?

Los doblajes. No me importa hacer entrenos largos en una sesión, al contrario, me encantan. De hecho, mi entrenamiento favorito es la tirada de 30km., disfruto muchísimo, pero el salir a doblar lo llevo muy mal. Me cuesta mucho, pero no me queda otra. Respecto a los otros aspectos, la verdad es que los llevo genial, como de todo y el entreno de maratón me encanta, disfruto mucho con él.

Se podría decir que llevas toda la vida en esto del atletismo, que todos conocemos de tus “correrías”, pero ¿desde cuándo y cómo estás embarcada en las carreras?

Desde pequeña. A mi padre este deporte le apasiona y nos ha metido esa pasión en el cuerpo a todos, así fue cómo empezó todo.

¿A menudos te vienen recuerdos de cuando ibas a las carreras siendo una niña? ¿Qué recuerdos son los que te asaltan?

Lo bien que me lo pasaba. Me acuerdo que me encantaba ir de viaje y cuanto más lejos, mejor. En aquella época me gustaba correr, pero tengo que reconocer que lo que más me gustaba era conocer gente y salir de viaje, ¡me lo pasaba genial!

Cuando vas a las distintas pruebas de campo a través, donde también se celebran competiciones para categorías inferiores, ¿notas algunas diferencias respecto a cuando eras tú de las más peques?

Si te soy sincera, no te sabría decir muy bien si hay muchas diferencias.

Si te ponemos ante un auditorio de chavales de edad escolar, a los que tienes que decirles unas palabras para animarles a que practiquen atletismo, ¿qué les contarías para intentar que se enganchen?

¡Qué difícil! Resulta complicado explicar con palabras lo que me apasiona de este deporte. Les diría que el atletismo es un deporte muy divertido, con el que van a viajar mucho y conocer mucha gente. Mis mejores amigas las hice de pequeñita, en mis primeros viajes atléticos y, gracias al atletismo, he viajado por todo el mundo y vivido experiencias únicas e inolvidables. Es un deporte en el que, sea cual sea el resultado final, te sientes satisfecho y orgulloso de lo que has hecho porque lo has conseguido con tu propio esfuerzo, superando tus límites. Es un deporte que te ayuda a crecer, que te forma, donde te conoces a ti mismo. Es un deporte que se adapta a todo el mundo, ya que puedes elegir entre muchas modalidades. Es el deporte rey y eso se debe a toda las emociones que transmite. Pero, lo más importante de todo, elijan el deporte que elijan, es que disfruten de lo que hagan.

De todos esos años que llevas en el atletismo, los últimos ocho los has pasado vistiendo la equipación azulgrana del F. C. Barcelona. Hasta esta temporada, en que has cambiado de colores para lucir, precisamente, de blanco. ¿Qué han supuesto para ti estos años en un equipo tan señero como el “Barça”?

Han sido años muy importantes en los que crecí como atleta. Tengo muy buenos recuerdos de esos años, fueron muy buenos. Estoy contenta de haber militado tantos años en el Barça.

Desde hace dos meses has pasado a englosar las filas de un equipo de nuevo cuño, el Clínica Dental Seoane-Pampín. ¿Qué te ha llevado a dar ese paso?

Fernando, el presidente, me comentó que quería hacer un club y que le gustaría contar conmigo, quería saber si estaría interesada en el proyecto. Me hizo mucha ilusión que quisiera contar conmigo y la idea que tenía para el club me gustó mucho. Además, cada vez estoy más centrada en la ruta, por lo que también me venía bien, ya que es un club con el que no tengo compromisos de ligas y así puedo centrarme más en carreras de asfalto.

Tu nuevo patrocinador, Clínica Seoane-Pampín, es un buen soporte para las pruebas de campo a través. Además, patrocina el trofeo a los mejores atletas nacionales del circuito de la ANOC. ¿Cuáles son las aspiraciones deportivas de tu nuevo equipo?

La verdad es que no nos hemos puestos límites. No sé hasta donde se llegará, pero lo que sí se es que vamos a disfrutar mucho con lo hagamos. Tanto a Fernando, como a Cris (Cristina Jordán) y a mí, nos encanta este deporte y disfrutamos con él. Espero que le podamos transmitir eso a la gente.

¿Qué aportan esos patrocinadores a un deporte tan necesitado de entidades que apuesten por sacar adelante a deportistas y clubes?

El trabajo que hace gente como Fernando es muy importante, es gente a la que le apasiona este deporte y que invierten en él de un modo totalmente altruista. Él está haciendo mucho por este deporte, sobre todo en los tiempos que corren. Desde aquí quiero darle las gracias, ya se lo he dicho más veces: lo que hace por el atletismo es increíble y ojalá podamos compartir muchos triunfos juntos.

Tú, afortunadamente, te has venido labrando una carrera académica de forma paralela a tu carrera deportiva. Aunque todavía falten unos años para que el atletismo de élite quede atrás para ti, ¿dónde te ves o te gustaría verte cuando dejes de ser tú la que le dé a las zapatillas para tratar de conseguir medallas o récords?

Jeje, me encantaría verme llevando a mis pequeñajos a las carreras. En cuanto al tema laboral, me encantaría hacer algo relacionado con los idiomas (traducción o intérprete) o la moda (personal shopper). Ya se que son cosas muy diferentes, pero es lo que me apasiona.

Hablando de récords, ¿piensas mucho en esa marca, el récord de España, que se te quedó a escasos 8 segundos?

La verdad es que no. Ese día lo dí todo y si el récord no salió fue porque no pude. Se que lo tengo en las piernas y espero batirlo antes de retirarme. Soy consciente de que ahora va a ser más difícil debido a la nueva normativa, pero lo seguiremos intentando.

Ahora que estamos en época de buenos deseos y propósitos, ¿nos confesarías el tuyo para el nuevo año?

A nivel deportivo, una buenísima actuación en los JJ. OO. de Londres. A nivel personal, seguir disfrutando de mi pareja, familia y amigos. Me siento feliz y muy afortunada por tenerlos a mi lado y me encantaría poder seguir compartiendo con ellos todo lo que nos toque por vivir.

Tuesday the 22nd. Alessandra Aguilar.